La terapia de gemas del Glaciar nace en Chile, donde la terapueta Isabel Morbiduchi ha desarrollado cada una de las esencias que componen su sistema con el apoyo de diferentes gemas y geometría sagrada que generan que este sistema sea muy potente y con altas cualidades para la sanación de los cuerpos emocional, mental y físico de las personas

Mediante esta terapia se pueden trabajar diferentes enfermedades que aquejen al paciente, ya sean físicas o emocionales, de manera de desarrollar la virtud opuesta a la causa de la enfermedad.

Esta terapia consiste en el acompañamiento de la persona, entregando dos frascos de esencias de gemas del glaciar y así trabajar tanto la enfermedad como las emociones que puede generar los síntomas. Cada una de las formulaciones entregadas tiene la ventaja de ser personalizada para las necesidades concretas del paciente.

No hay ninguna contraindicación de usar esta terapia junto a otros tratamientos.